Como hacer un disfraz de Harry Potter por poco dinero

08/01/2020
Como hacer un disfraz de Harry Potter por poco dinero

Llegó la hora de hacer magia y que te transformes en uno de los magos más famosos de la historia.  Sí, sin duda, Harry Potter. Este es uno de los disfraces favoritos para niños y mayores

¿Tienes poco presupuesto para hacer el disfraz? No te preocupes. Con un poco de ingenio te ayudaremos a crear el atuendo de Harry para que puedas dar una vuelta por su maravilloso mundo. Eso sí, cuidado si te ven los Muggles: recuerda que no puedes violar el Estatuto Internacional del Secreto Mágico.

La túnica de Gryffindor no puede faltar

Una de las principales características del disfraz de Harry Potter, es la túnica con el escudo de Gryffindor. Todo el mundo sabe que a esta casa pertenece el famoso mago en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería.  Todo lo que necesitas para hacer esta parte tan importante del atuendo es tela para el disfraz de Harry Potter

Esta debe ser de color negro, mientras que en la parte interior puedes combinarla con otra de tono granate. La túnica se utiliza larga hasta las rodillas y en su lado izquierdo tiene el escudo de Gryffindor elaborado en tonos rojo y escarlata con el símbolo del león.

También debes confeccionarle una gran capucha con pico para que, al igual que Harry, puedas esconder tu rostro si lo necesitas. No olvides incorporar un bolsillo en el que puedas guardar la varita mágica. Hay muchas tiendas de disfraces en las que encontrarás la túnica del disfraz de Harry Potter, pero también puedes hacerla si dispones de tiempo y tela de buena calidad.

Acompaña la túnica con la bufanda y el sombrero

Todavía falta un poco más para completar el disfraz de Harry Potter. Así como la túnica es emblemática, esta necesita también del sombrero y la bufanda. El sombrero de los magos en el maravilloso universo de Harry Potter es picudo, en el mismo tono oscuro de la túnica. 

La bufanda debe tener los mismos colores que la casa Gryffindor ¿recuerdas? Sí, rojo escarlata y dorado. En alguna tienda de disfraces puedes conseguir una, pero si no la encuentras puedes hacer esta bufanda combinando los dos colores que te mencionamos. Es muy fácil. 

La corbata de Harry también debe tener los colores de Gryffindor. Si tienes una camisa en tono blanco y un pantalón negro, ya tienes buena parte del atuendo listo, sin necesidad de invertir una gran cantidad de dinero en ello. Esa también es una buena forma de hacer magia.

Aún no estamos completos, falta la varita

¿Qué es lo primero que piensas cuando te hablan de un mago? En la varita, cierto. Entonces es hora de que tengas tu propia varita para hacer los mejores hechizos. Hay muchas tiendas de disfraces y tiendas online donde conseguirás una. También hay una forma de hacerte una con madera. Sólo necesitarás:

  • Un palito de madera
  • Pincel
  • Pintura y Silicona

Lo que debes hacer es bordear el palito de madera con silicona en el extremo por donde debes tomarla y hasta la mitad. Una vez que esté seca píntala en tono marrón oscuro y déjala secar. ¡Ya está lista! Podrás hacer hechizos poderosos con ella.

No olvides las gafas

¿Qué sería de Harry Potter sin sus gafas? Este detalle no puedes dejarlo pasar. Si quieres un verdadero disfraz debes tener todo, incluidas las gafas. Seguro tienes alguna de utilería en casa pero, si no es así, no te preocupes. 

Puedes conseguirlas a muy buen precio en alguna tienda de disfraces o donde vendan artículos para aficionados del mago.  Con ellas marcarás la diferencia. Nadie tendrá la menor duda de que eres un verdadero hechicero y que estás listo para enfrentarte a el que no debe ser nombrado.

La cicatriz: un elemento importante

Este es el detalle más fácil del disfraz, pero sin duda el que tiene mayor valor. La cicatriz es la señal de que Harry sobrevivió a la maldición de Voldemort. Aunque no necesariamente debes enfrentarte al señor tenebroso para tenerla: puedes pintarla en tu frente y el disfraz estará completo. 

Conclusión

Si estas pensando en un disfraz económico para estos carnavales ya te hemos demostrado que uno de Harry Potter puede ser muy fácil de hacer, lo único que necesitas es tiempo y convencer a tus amigos para que se unan contigo para formar el trío de magos más famosos de esta última década.

Ahora ya podrás dar una vuelta por Hogwarts o llegar al Callejón Diagon con un poco de polvos flu o pasando por el Caldero Chorreante. Vamos, llegó el momento de hacer un poco de magia y sacarle provecho ahora que ya puedes convertirte en el mago más famoso de toda la historia.


Disfraces de Harry Potter


Deja un comentario

verifyserptrade